MEDIO FÍSICO

PUEBLO Y VIVIENDA

CAMINOS Y RUTAS

CICLO VITAL

AGRICULTURA

PLANTAS

GANADERÍA

ANIMALES

EVENTOS DEL AÑO

GASTRONOMÍA

USOS Y COSTUMBRES

CREENCIAS

RELIGIOSIDAD

ASOCIACIONES

OFICIOS

TRABAJOS VARIOS

FIESTAS

JUEGOS Y JUGUETES

CANCIONERO

TEMAS VARIOS

COLABORADORES

RAÍCES-ANTEPASADOS

 

PÁGINA PRINCIPAL

PORTAL ALCOZAR

CANCIONES ESCOLARES (I)

PÁGINA COLECTIVA. Puedes enviar la canción que recuerdes y que no se haya incluido todavía en el cancionero de Alcozar y la añadiremos.

 

Recogeremos aquí las canciones propias de los niños y jóvenes de seis a catorce años, período que comprendía la edad escolar.

 

La división en infantiles, para párvulos, escolares y juveniles no es más que un intento de clasificación basada en la frecuencia con que la gente de diferente edad entonaba las canciones.

 

foto cedida por Sixto Aparicio Pastor

 


 

CANCIONES DE COMBA

 

Cada niña tenía que saltar tres veces, salir, y ponerse de nuevo en la cola para esperar su turno. La siguiente debía entrar sin perder comba y saltar otras tres veces.

UNA, DOS Y TRES (Vicente Moreno Alonso)

Una, dos y tres.

Pluma tintero y papel

para escribir una carta

a mi querido Miguel,

que se ha marchado esta tarde

en el correo [de] las tres.

 

 

La niña que salta debe tirar un pañuelo cuando lo indica la canción, procurando que no caiga donde pueda arrastrarlo la comba. Lo ha de recoger también cuando lo indica la canción.

SOY LA REINA DE LOS MARES / versión 1 (Jesús del Amo Ramínez)

Soy la reina de los mares,

señores, lo van a ver;

tiro mi pañuelo al suelo

(tirar el pañuelo)

y lo vuelvo a recoger.

(recoger el pañuelo)

Pañuelito, pañuelito,

quién te pudiera tener

guardadito en el bolsillo

como un pliego de papel.

Que una,

que dos

y que tres;

que salga,

la niña,

que va a perder.

 

 

SOY LA REINA DE LOS MARES / versión 2 (Eusebia Romero Riaguas)

Soy la reina de los mares,

señores, lo van a ver;

tiro mi pañuelo al suelo

(tirar el pañuelo)

y lo vuelvo a recoger.

(recoger el pañuelo)

Pañuelito, pañuelito,

quién te pudiera tener

guardadito en el bolsillo

como un pliego de papel.

Que quién la bailará:

(saltar a la pata coja)

la cojita, con un pie.

Que quién la bailará

siete veces sin perder.

Que una,

que dos

y que tres;

que salga,

la niña,

que va a perder.

 

 

Para esta canción cada niña puede saltar cuatro veces y salir, dando paso a la siguiente, o bien puede saltar una sola niña moviéndose por la comba cuatro pasos hacia un lado y otros cuatro hacia el otro hasta que se acaba la canción.

SOY EL FAROLERO (Diego del Amo Alcalá)

Soy el farolero

de la Puerta del Sol;

cojo la escalera

y enciendo el farol.

De que está encendido

me pongo a cantar

y todas las cuentas

me salen muy mal.

Dos y dos son cuatro,

cuatro y dos son seis,

seis y dos son ocho

y ocho dieciséis,

y ocho, veinticuatro,

y ocho, treinta y dos.

Animas benditas,

me arrodillo yo.

 

Para esta canción cada niña saltaba tantas veces como lo requería el verso (tres o cuatro) y salía para ponerse de nuevo en la cola. Cuando una niña perdía comba, era eliminada del juego, por lo que el número de jugadoras se iba reduciendo, hasta que al final no quedaba tiempo suficiente para que las dos últimas saltaran y se colocarán de nuevo al otro lado de la comba.

MAÑANA ME VOY A PALMA (Elena Aparicio de Andrés)

Mañana me voy a Palma,

cruzar el río no puedo;

pásame Pepe del alma

con tu caballo ligero.

Por las montañas de Santander

la vi llorando, la pregunté:

—¿Por qué lloras, vida mía?

—Porque tengo de llorar,

que se ha marchado mi Pepe

y no me ha querido llevar.

 

 

En esta canción se iban combinando los saltos normales con los dobles (había que saltar más alto para que la cuerda pasara dos veces entre salto y salto). Dar a la comba requería mayor maestría que el saltar, ya que se debía seguir el ritmo de la canción, y a veces las cuerdas o sogas eran bastante pesadas, pues se utilizaban con frecuecia las empleadas para acarrear la mies a las eras.

LOS CHINITOS DE LA CHINA (Elena Aparicio de Andrés)

Los chinitos

de la China

cuando no tienen qué hacer,

tiran piedras

a lo alto

y dicen que va a llover.

 

 

En las dos canciones que siguen se daban dos saltos normales y a continuación la niña debía saltar y agacharse inmediatamente para que no le rozase la cuerda. Las dos niñas que daban tenían que tensar la comba y dejarla en alto al final de cada verso, que coincidía con el tercer salto.

YO TENGO UN CARRO (Agustín Blanco González)

Yo tengo un carro

y una galera,

y un  par de mulas

cascabeleras.

 Las campanillas

son de oro y plata

y una morena

que a mí me mata. 

 Morena mía,

ponte a servir

y lo que ganes,

dámelo a mí, 

para tabaco,

para papel 

para cerillas

para encender. 

Manolo mío

no fumes tanto

que tu boquita

huele a tabaco,

huele a tabaco,

huele a romero,

Manolo mío

por ti me muero.

 

 

AL COCHERITO, LERÉ (M. Carmen Aparicio Muñecas)

Al cocherito, lere,

me dijo a noche, lere,

que si quería, lere,

montar en coche, lere.

 Y yo le dije, lere,

con gran salero, lere,

no quiero coche, lere,

que me mareo, lere.

Si te mareas, lere,

vete a Bocigas, lere,

que el boticario, lere,

vende pastillas, lere.

 Que una, que dos, y que tres,

que salga la niña

que va a perder.

 

 

Para esta canción solían entrar dos niñas a la vez, una por cada lado de la comba, y saltaban de un lado al otro cruzándose en el centro.

PASEÍTO DE ORO (Beatriz García Puentedura)

Paseíto de oro, que es muy bonito,

por donde se pasean los señoritos.

Los señoritos llevan en el zapato

un letrero que dice: viva el trabajo.

Estando trabajando, por allí pasó,

una niña muy guapa que me enamoró;

estrecha de cintura, que así la quiero yo.

Las niñas bonitas no van al café,

porque los soldados les pisan los pies.

Soldado, soldado, no me pise el pie,

que soy chiquitita y me puede doler.

Y si eres chiquitita, te voy a comprar

un vestido blanco que te ha de gustar,

con cintar alante y cintas atrás,

con cuatro volantes y allá que te va.

 

 

Para esta canción entraba primero una niña, que había de darse la vuelta cuando lo indicaba la tonada. Asimismo, siguiendo la letra, entraba una segunda niña y a continuación saltaban ambas agarradas.

SANDONGA, SANDONGA (Eusebia Romero Riaguas)

Sandonga, sandonga,

date la vuelta, Ruperta,

para que pudiendo bailar

el cancán, el cancán;

entre la señora doña,

y así, las dos juntitas

y bien abrazaditas,

demos media vuelta

para la salida.

 

 

En este juego cantaban la niña que saltaba y una de las que daban a la comba.

TE INVITO (Cristina García Pastor)

 —Te invito.

¿A qué?

A café.

¿A qué hora?

A las tres.

(se podía decir desde la una a las diez)

Una, dos y tres.

(se contaba hasta el número que se hubiera dicho anteriormente y a continuación salía la que estaba saltando y entraba la siguiente, sin perder comba, y se seguía cantando)

Entra, rosa,

color mariposa.

Sal, clavel,

color moscatel.

 


 

CANCIONES DE CORRO

 

foto capturada del vídeo "Alcozar. Milenio de Piedra Sillada" (Fermín García de Blas)

 

UNA NIÑA BONITA (Victoria Cabrerizo Pastor)

Una niña bonita

que del cielo bajó

con el pelo tendido

y en la mano una flor.

En la flor una rosa

y en la rosa un clavel;

una niña bonita

que se llama Isabel.

—Isabelita me llamo,

soy hija de un labrador,

cuando voy y vengo al campo

no le tengo miedo al sol.

—No le tengo miedo al frío,

no tengo miedo al calor,

que lo que más miedo tengo

es que me olvide mi amor.

(quien está en el centro del corro elige a otra persona y bailan a ritmo de raspa el estribillo que sigue)

Ay, chúndala, calatachunda,

ay, chúndala la coliflor,

que a las niñas bonitas

las gusta el melocotón.

Las gusta el melocotón,

las gusta el melocotón,

ay, chúndala, calatachunda,

ay, chunda la coliflor.

 

 

Los jugadores forman el corro y colocan sus brazos en alto formando una especie de arco con los compañeros de la derecha y de la izquierda. Dos jugadores hacen las veces de ratón y de gato y el primero, después de escupir en el suelo, ha de correr de un lado a otro del corro pasando por los "arcos" sin agarrarse fuerte a los jugadores para evitar que el corro se rompa. El gato debe pasar por los mismos arcos que el ratón y darle alcance.

RATÓN, QUE TE PILLA EL GATO (Elo Pérez Romero)

¿Quién ha escupido aquí?. 

El ratón.

Ratón, que te pilla el gato;

ratón, que te va a pillar;

si no te pilla esta noche,

mañana a la “madrugá”.

 

 

El corro va girando o se para y salta para seguir el ritmo de la canción.

QUISIERA SER TAN ALTA (Susana del Amo Milia)

Quisiera ser tan alta

como la luna,

¡ay! ¡ay!,

como la luna,

como la luna,

para ver los soldados

de Cataluña,

¡ay! ¡ay!,

de Cataluña,

de Cataluña

De Cataluña vengo

de servir al rey,

¡ay! ¡ay!,

de servir al rey,

de servir al rey,

con licencia absoluta

de mi coronel,

¡ay! ¡ay!,

de mi coronel,

de mi coronel.

 

 

Se forma el corro, que permanece parado y batiendo palmas. La persona que está en el centro va saltando y recorriendo el corro de un lado al otro. 

LA SEÑORITA... COMO ERA TAN FORMAL / versión 1 (Eva Mª Blanco Hernando)

La señorita (nombre de la niña que está en el centro) como era tan formal,

llevaba el perro a misa

y el gato a confesar.

Su padre toca el bombo,

su madre los platillos

y la señorita (...) bailaba un fandanguillo.

(la persona del centro elige a otra y, enlazadas por las manos, saltan y recorrer el corro del un extremo al otro)

Salga usted,

que la quiero ver bailar.

Con lo bien que lo baila la moza,

déjala sola,

sola en el baile.

(queda en el centro la segunda persona que ha entrado dentro del corro)

 

 

LA SEÑORITA... COMO ERA TAN FORMAL / versión 2 (Beatriz García Puentedura)

La señorita (nombre de la niña que está en el centro) como era tan formal,

llevaba el perro a misa

y el gato a confesar.

Su padre toca el bombo,

su madre los platillos

y la señorita (...) bailaba un fandanguillo;

que lo baile,

que lo baile, que lo baile.

Y si no lo baila

medio cuartillo más,

que lo pague,

que lo pague, que lo pague.

Que salga usted,

que la quiero ver bailar,

saltar y brincar

y dar vueltas al aire.

Por lo bien que lo baila la moza,

déjala sola,

sola en el baile.

 

 

LA VIUDITA DEL CONDE LAUREL (Ana Gómez Pastor)

(corro) Hermosas doncellas

que al prado venís

a coger las flores

de mayo y abril.

(la niña del centro) Yo soy la viudita

del conde Laurel,

quisiera casarme

y no encuentro con quién.

(corro) Si quieres casarte

y no encuentras con quién,

escoge a tu gusto

que aquí tienes cien.

(niña del centro escogiendo a otra) Escojo a esta niña

por ser la más bella,

la blanca azucena

del bello jardín.

(bailan la del centro y la escogida a ritmo de jota) Contigo sí,

contigo no;

contigo niña

me he de casar yo.

(queda en el centro la segunda persona elegida)

 

 

HACER CORRO, CABALLEROS (Eusebia Romero Riaguas)

Hacer corro, caballeros,

hacer corro y escuchar,

porque al son de la trompeta

la gitana va a bailar.

Gitanilla, morena, salada,

que baile, que cante

con mucho primor;

zapatito bonito, calado,

y al cuál de las niñas

escogeré yo.

(la persona que está en el centro elige a otra y bailan a ritmo de jota)

Al lindingo, al lindingo, al lindango,

las cerezas cogidas del mango,

y los higos, los higos, las brevas,

ay, los higos ya se han vuelto brevas.

Y te fuiste a hablar con el novio

y dejastes el pan en el horno;

cuando volvistes ya estaba quemado;

lo que te pasa, está bien pasado.

 

 

AL PASAR EL ARROYO DE SANTA CLARA (Natalia Santamaría Gutiérrez)

Al pasar el arroyo de Santa Clara,

ay, ay, de Santa Clara, de Santa Clara,

se me cayó el anillo dentro del agua,

ay, ay, dentro del agua, dentro del agua.

Por sacar el anillo saqué un tesoro

ay, ay, saqué un tesoro, saqué un tesoro,

una Virgen de plata y un San Antonio,

ay, ay, y un San Antonio, y un San Antonio.

San Antonio bendito, búscame un novio,

ay, ay, búscame un novio, búscame un novio,

que no fume tabaco ni beba vino,

ay, ay, ni beba vino, ni beba vino;

que no vaya con otra, sólo conmigo,

ay, ay, sólo conmigo, sólo conmigo.

San Antonio bendito ya me lo ha dado,

ay, ay, ya me lo ha dado, ya me lo ha dado,

fumador y borracho, ya te lo he dicho,

ay, ay, ya te lo he dicho, ya te lo he dicho.

 

 

VIVA LA MEDIA NARANJA (M. Cruz Hernando Lamata)

(corro) Viva la media naranja,

viva la naranja entera,

viva los guardias civiles

que van por la carretera.

(la persona que está en el centro elige a otra y bailan a ritmo de raspa)

Ferrocarril, camino llano,

que en el vapor se va mi hermano,

se va mi hermano, se va mi amor,

se va la prenda que adoro yo,

que adoro yo.

Del hueso de una aceituna

tengo que hacer un tintero,

del tintero una pluma

y de la pluma un palillero.

Ferrocarril, camino llano,

que en el vapor se va mi hermano,

se va mi hermano, se va mi amor,

se va la prenda que adoro yo,

que adoro yo.

 

 

PAPÁ, SI ME DEJA IR (Hortensia de Blas del Amo)

Papá, si me deja ir,

papá, si me deja ir

un ratito a la alameda,

un ratito a la alameda

con las hijas de Medín,

con las hijas de Medín

que llevan rica merienda,

que llevan rica merienda.

A la hora de merendar,

a la hora de merendar,

se perdió la más pequeña,

se perdió la más pequeña.

Su papá la anda a buscar,

su papá la anda a buscar

calle arriba, calle abajo,

calle arriba, calle abajo,

calle de Santo Tomás,

calle de Santo Tomás.

Se la encontró en un portal,

se la encontró en un portal;

las palabras que decía,

las palabras que decía:

contigo me he de casar,

contigo me he de casar

aunque me cueste la vida,

aunque me cueste la vida.

 

 

Se formaba el corro y se daban palmas. La persona que estaba en el centro se iba colocando frente a cada uno y, con las manos en jarras, movía la cintura cada vez que se repetía la estrofa, a continuación daba un paso y se colocaba frente a la persona siguiente.

MI ABUELA TIENE UN PERAL (Eusebia Romero Riaguas)

Mi abuela tiene un peral,

mi abuela tiene un peral,

que se crían peras finas,

que se crían peras finas.

Y en medio de ese peral,

y en medio de ese peral

se cría una tortolita,

se cría una tortolita;

por el pico echaba sangre,

por el pico echaba sangre

y por las alas decía,

y por las alas decía:

qué tontas son las mujeres,

que tontas son las mujeres

que de los hombres se fían,

que de los hombres se fían.

A los hombres, garrotazos;

a los chicos, escobazos;

y a las mujeres, rosquillas,

y a las mujeres, rosquillas,

y a las niñas que lo cantan,

y a las niñas que lo cantan,

rosquillas y peras finas,

rosquillas y peras finas.

Por ser aplicadita,

por ser aplicadita,

me ha dado papá,

me ha dado papá

ocho duros de plata,

ocho duros de plata,

los he de gastar,

los he de gastar:

cuatro en una pulsera,

cuatro en una pulsera;

dos en un collar,

dos en un collar,

y los dos que me quedan,

y los dos que me quedan,

para regalar,

para regalar

una vela a la Virgen,

una vela a la Virgen

de la Soledad,

de la Soledad,

para que nos alumbre,

para que nos alumbre

a papá y mamá,

a papá y mamá.

Dios nos dé muchos años,

Dios nos dé muchos años

de felicidad,

de felicidad.

 

 

Cuando no había suficientes niñas para formar un corro, se enlazaban dos de ellas cruzando los brazos en aspa. Unidas así, comenzaban a saltar, volviéndose hacia la derecha y la izquierda cuando llegaban al estribillo.

TERESA, LA MAQUESA (Pedro Aparicio de Andrés)

Teresa, la marquesa,

tipití, tipitesa,

tenía una corona,

tipití, tipitona,

con cuatro monaguillos,

tipití, tipitillos,

el cura y el sacritán,

tipi, tipi, tipi, tan.

 

 

Ésta no es una canción de corro propiamente dicha. Se hacían dos filas de personas que se colocaban encaradas. Una persona pasaba saltando entre las dos hileras y las recorría de un lado al otro mientras duraba la canción.

LA TONTA BERENGÜELA (M. Cruz Hernando Lamata)

La tonta Berengüela,

güi, güi, güi,

como es tan chula,

trico, trico, tri,

como es tan chula,

lairón, lairón,

lairón, lairón, lairón,

lairón.

se pinta los colores,

güi, güi, güi,

con gasolina,

trico, trico, tri,

con gasolina,

lairón, lairón,

lairón, lairón, lairón,

lairón.

Y su madre le dice,

güi, güi, güi,

quítate eso,

trico, trico, tri,

quítase eso,

lairón, lairón,

lairón, lairón, lairón,

lairón.

Que va a venir tu novio,

güi, güi, güi,

a darte un beso,

trico, trico, tri,

a darte un beso,

lairón, lairón,

lairón, lairón, lairón,

lairón.

Mi novio ya ha venido,

güi, güi, güi,

ya me lo ha dado,

trico, trico, tri,

ya me lo dado,

lairón, lairón,

lairón, lairón, lairón,

lairón.

Y me ha puesto el carrillo,

güi, güi, güi,

muy colorado,

trico, trico, tri,

muy colorado,

lairón, lairón,

lairón, lairón, lairón,

lairón.

 

 

Para los juegos que siguen no se formaba un corro. Las niñas se repartían en dos grupos, enlazando sus cinturas por detrás (cada una a las compañeras que tenía a derecha e izquierda). Cada grupo avanzaba hacia adelante hasta juntarse con el otro mientras se canta una estrofa, y ambos retrocedían hacia atrás cuando se entona la estrofa siguiente.

HAY QUE TENER NIÑAS BONITAS (Margarita Rejas del Amo)

Hay que tener niñas bonitas,

relucí, reluzá;

hay que tener niñas bonitas,

trialará, lará.

Son bonitas y graciosas,

relucí, reluzá;

son bonitas y graciosas,

trialará, lará.

Si me puede dar alguna,

relucí, reluzá;

si me puede dar alguna,

trialará, lará.

Escoja usted la que quiera,

relucí, reluzá;

escoja usted la que quiera,

trialará, lará.

Escogeremos a (nombre de la elegida)

relucí, reluzá;

escogeremos a (nombre de la elegida)

trialará, lará.

Qué nombre la pondrá usted,

relucí, reluzá;

qué nombre la pondrá usted,

trialará, lará.

La pondremos (nombre inventado)

relucí, reluzá;

La pondremos (nombre inventado)

trialará, lará.

Ese nombre no la gusta,

relucí, reluzá;

ese nombre no la gusta,

trialará, lará.

La pondremos (otro nombre inventado)

relucí, reluzá;

la pondremos (otro nombre inventado)

trialará, lará.

Ese nombre sí la gusta,

relucí, reluzá;

ese nombre sí la gusta,

trialará, lará.

 

 

MATARILE (Luisa Alonso Romero)

Yo tengo un castillo,

matarile-rile-rile,

yo tengo un castillo,

matarile-rile-ron, chimpón. 

Dónde están las llaves,

matarile-rile-rile,

dónde están las llaves,

matarile-rile-ron, chimpón.

En el fondo del mar,

matarile-rile-rile,

en el fondo del mar,

matarile-rile-ron, chimpón.

Quién irá a buscarlas,

matarile-rile-rile,

quién irá a buscarlas,

matarile-rile-ron, chimpón.

Irá la señorita (nombre de una niña)

matarile-rile-rile,

irá la señorita (nombre de la niña)

matarile-rile-ron, chimpón.

Qué oficio le pondremos,

matarile-rile-rile,

qué oficio le pondremos,

matarile-rile-ron, chimpón.

Le pondremos (se elige un oficio)

matarile-rile-rile,

le pondremos (el oficio elegido)

matarile-rile-ron, chimpón.

(la niña elegida indica si está conforme o no con el oficio)

Ese oficio no le gusta,

matarile-rile-rile,

ese oficio no le gusta,

matarile-rile-ron, chimpón.

(en este caso se debe elegir un oficio distinto)

Le pondremos (segundo oficio)

matarile-rile-rile,

le pondremos (segundo oficio)

matarile-rile-ron, chimpón.

Ése sí le gusta a ella,

matarile-rile-rile,

ése si le gusta a ella,

matarile-rile-ron. chimpón.

 


 

CANCIONES PARA SORTEOS

 

PIN, PIN (Carmen Andrés Hernando)

Pin, pin,

zorro, catapín.

Vino la coneja

con la sabaneja,

sabaneja a "rial".

Vino con la sal,

sal de "murueco".

Yo tengo un buey

que sabe arar

y trompicar,

y dar la vuelta

a la redonda.

Al que le pille,

que se esconda.

 

 

PITO, PITO (Antonino Aparicio Pastor)

Pito, pito,

gorgorito;

saca las vacas

al veinticinco.

¿En qué lugar?

¿En Portugal?

¿En que calleja?

En la Moraleja.

Salte tú por la puerta vieja.

Que te vayas a esconder

a la puerta de mi tío Miguel.

 


 

CANCIONES DE PASEO

 

CARBONERITA DE SALAMANCA (Isidra Hermando Lamata)

En Salamanca tengo,

en Salamanca tengo,

ten, ten, ten, tengo sembrado,

tengo sembrado

azúcar y canela,

azúcar y canela,

pi, pi, pi, pimienta y clavo,

pimienta y clavo.

Como quieres que tenga,

como quieres que tenga

la, la, la, la cara blanca,

la cara blanca,

si soy carbonerita,

si soy carbonerita

de, de, de, de Salamanca,

de Salamanca.

 

 

ARROYO CLARO (Mirian Sanz Cristóbal)

Arroyo claro,

fuente serena,

quién te lava el pañuelo

saber quisiera.

Me lo han lavado

cuatro serranas

en el río de Atocha,

que corre el agua.

La una lo lava,

la otra lo tiende,

la otra le tira rosas,

la otra claveles.

 

 

VAMOS A CONTAR MENTIRAS (Angelines Pastor Riaguas)

Ahora que vamos despacio,

ahora que vamos despacio,

vamos a contar mentiras, trialará

vamos a contar mentiras, trialará,

vamos a contar mentiras.

Por el mar corren las liebres,

por el mar corren las liebre,

por el monte las sardinas, trialará,

por el monte las sardinas, trialará,

por el monte las sardinas.

Salí de mi campamento,

salí de mi campamento

con hambre de tres semanas, trialará,

con hambre de tres semanas, trialará,

con hambre de tres semanas.

Me encontré con un ciruelo,

me encontré con un ciruelo,

cargadito de manzanas, trialará,

cargadito de manzanas, trialará,

cargadito de manzanas.

Empecé a tirarle piedras,

empecé a tirarle piedras,

y caían avellanas, trialará,

y caían avellanas, trialará,

y caían avellanas.

Con el ruido de las nueces,

con el ruido de las nueces,

salió el amo del peral, trialará,

salió el amo del peral, trialará,

salió el amo del peral.

Chiquillo, no tires piedras,

chiquillo, no tires piedras

que no es mío el melonar, trialará,

que no es mío el melonar, trialará,

que no es mío el melonar.

Que es de una pobre señora,

que es de una pobre señora

que habita en El Escorial, trialará,

que habita en El Escorial, trialará,

que habita en El Escorial.

 

 

YA NO BEBO MÁS AGUA DE TU TINAJA (Juliana Huertas Hernández)

Ya no bebo más agua

de tu tinaja,

pun, catapún, chispún,

gori, gori, gori, sun, sun, sun,

de tu tinaja, pun.

Porque he visto una cosa

que sube y baja,

pun, catapún, chispún,

gori, gori, gori, sun, sun, sun,

que sube y baja, pun.

La hija del alcalde,

la más pequeña,

pun, catapún, chispún,

gori, gori, gori, sun, sun, sun,

la más pequeña, pun.

La que esconde los huevos

bajo la leña,

pun, catapún, chispún,

gori, gori, gori, sun, sun, sun,

bajo la leña, pun.

 

 

CUANDO LA RANA SE PUSO A CANTAR (Rosa del Hoyo de Blas)

Cuando la rana se puso a cantar,

vino la mosca y la hizo callar;

la mosca a la rana

que estaba cantando debajo del agua.

Cuando la mosca se puso a cantar,

vino la araña y la hizo callar;

la araña a la mosca,

la mosca a la rana

que estaba cantando debajo del agua.

Cuando la araña se puso a cantar,

vino el ratón y la hizo callar;

el ratón a la araña,

la araña a la mosca,

la mosca a la rana

que estaba cantando debajo del agua.

Cuando el ratón se puso a cantar,

vino el gato y le hizo callar;

el gato al ratón,

el ratón a la araña,

la araña a la mosca,

la mosca a la rana

que estaba cantando debajo del agua.

Cuando el gato se puso a cantar,

vino el perro y le hizo callar;

el perro al gato,

el gato al ratón,

el ratón a la araña,

la araña a la mosca,

la mosca a la rana

que estaban cantando debajo del agua.

Cuando el perro se puso a cantar,

vino el hombre y le hizo callar;

el hombre al perro,

el perro al gato,

el gato al ratón,

el ratón a la araña,

la araña a la mosca,

la mosca a la rana

que estaban cantando debajo del agua.

Cuando el hombre se puso a cantar,

vino mi suegra y le hizo callar;

mi suegra al hombre,

el hombre al perro,

el perro al gato,

el gato al ratón,

el ratón a la araña,

la araña a la mosca,

la mosca a la rana

que estaba cantando debajo del agua.

Cuando mi suegra se puso a cantar,

ni el mismo diablo la hizo callar,

ni el mismo diablo la hizo callar.

 


 

CANCIONES DE LA ESCUELA

 

Este tipo de canciones se cantaban para memorizar lecciones, generalmente de geografía. 

APRENDER, NIÑAS QUERIDAS (Araceli Puentedura Muñecas)

Aprender, niñas queridas,

a conocer nuestra patria,

porque deseo aprender

con la vida y con el alma.

Al sur está Andalucía,

más al norte de allá, Murcia;

más al norte está Valencia;

más al norte, Cataluña.

Sigue al este Aragón

con Castilla y con Navarra,

y al norte d'ellas se encuentran

las Provincias Vascongadas.

Sigue al oeste León

con Galicia y con Asturias;

y al sur d'ellas se encuentra

el reino de Extremadura.

Hay una región central,

no tiene mar ni frontera,

su capital es Madrid,

su nombre Castilla la Nueva.

En el mar Mediterráneo,

frente al golfo de Valencia,

están las Islas Baleares:

tres grandes y dos pequeñas.

En el océano Atlántico

están las Islas Canarias:

que son siete principales

y pequeñas otras varias.

Frente a Málaga y Granada,

en tierra de la morisma,

está Ceuta y La Gomera,

Alhucemas y Melilla.

En el golfo de Guinea,

tenemos Fernando Poo,

alguna parte de costa,

y a Corisco ya no voy.

 

 

Esta canción la cantaban las niñas al entrar en la escuela después del recreo. 

A ESTUDIAR (Teodora Pastor Puentedura)

A estudiar, a estudiar,

compañeras, a estudiar.

Que Dios es nuestro padre,

y nuestro Dios está

presente en todas partes;

nos manda trabajar.

Pues quiere que seamos

un día, en sociedad,

mujeres hacendosas

y niñas de brillar.

A estudiar, a estudiar,

compañeras, a estudiar.

 

 

Esta canción la cantaban las niñas antes de abandonar la escuela por la tarde. 

NOS VAMOS A MARCHAR (Margarita Rejas del Amo)

Nos vamos a marchar,

niñas, en fila,

manos atrás.

Toca la salida,

nos vamos a marchar.

¡Adelante, adelante!

¡adelante y al compás!

que ha tocado la salida

y nos vamos a marchar.

¡Adelante, adelante!

¡adelante y al compás!

 

 


 

CANCIONES VARIAS

 

foto capturada del vídeo "Alcozar. Milenio de Piedra Sillada" (Fermín García de Blas)

 

Esta canción la cantaban los chicos cuando jugaban a saltar por encima de un compañero que hacía las veces de potro. Se debía ir haciendo lo que indicaba la canción.

A LA UNA, ANDA LA MULA (Isa Contreras de Blas)

A la una,

anda la mula.

A las dos,

da una coz.

A las tres,

otra vez.

A las cuatro,

pega un salto.

A las cinco,

pega un brinco.

A las seis,

salto como veis.

A las siete,

salta y vete.

A las ocho,

como un bizcocho.

A las nueve,

nadie se mueve.

A las diez,

salto otra vez.

 

 

Jugaban tres niñas. Dos de ellas cruzaban sus brazos en forma de aspa, agarrándose por las muñecas, y la tercera se sentaba en esta improvisada silla. Se iban moviendo al ritmo de la canción y, al acabar, tiraban al suelo a la que iba sentada.

A LA SILLETA [DE] LA REINA (Valentina Morales Alonso)

A la silleta [de] la reina,

que nunca se peina;

un día se peinó

y cuatro "piejos" se sacó.

 

 


Atrás ] Principal ] Arriba ] Siguiente ]

las del Santísimo ] Miserere ] Lavatorio ] cantares de Pascua ] cantares boda01 ] canciones cuna ] canciones infantiles01 ] canciones infantiles02 ] canciones párvulos ] [ canciones escolares ] canciones juveniles ] canciones de baile ] canciones varias ] villancicos ] canciones populares01 ] canciones de ronda01 ] canciones de ronda02 ] rogativas01 ] romances01 ] romances02 ] romances03 ] cantares Pilar ] cantan los fusiles ]