MEDIO FÍSICO

PUEBLO Y VIVIENDA

CAMINOS Y RUTAS

CICLO VITAL

AGRICULTURA

PLANTAS

GANADERÍA

ANIMALES

EVENTOS DEL AÑO

GASTRONOMÍA

USOS Y COSTUMBRES

CREENCIAS

RELIGIOSIDAD

ASOCIACIONES

OFICIOS

TRABAJOS VARIOS

FIESTAS

JUEGOS Y JUGUETES

CANCIONERO

TEMAS VARIOS

COLABORADORES

RAÍCES-ANTEPASADOS

 

PÁGINA PRINCIPAL

PORTAL ALCOZAR

CANCIONES JUVENILES (I)

PÁGINA COLECTIVA. Puedes enviar la canción que recuerdes y que no se haya incluido todavía en el cancionero de Alcozar y la añadiremos.

 

Recogeremos aquí las canciones propias de los jóvenes que habían concluido su ciclo escolar.

 

La división en infantiles, para párvulos, escolares y juveniles no es más que un intento de clasificación basada en la frecuencia con que la gente de diferente edad entonaba las canciones.

 


 

CANCIONES DE CORRO

Alguna de las canciones de corro habían sido tocadas con anterioridad por los gaiteros para amenizar los bailes de ciertos días de fiesta. Cuando los tradicionales dulzaineros fueron sustituidos por las orquestas de música, buena parte de estas canciones se emplearon en los juegos de corro que amenizaban los descansos que hacían los músicos.

 

foto capturada del vídeo "Alcozar. Milenio de Piedra Sillada" (Fermín García de Blas)

 

AL JARDÍN DE LA ALEGRÍA (Jesús del Amo Milia)

Al jardín de la alegría

quiere mi madre que vaya,

por ver si me sale un novio

los mejores de España.

Vamos los dos, los dos, los dos,

vamos los dos en compañía,

vamos los dos, los dos, los dos,

al jardín de la alegría.

 

 

AL SALIRME DE LA HABANA (Victoria Cabrerizo Pastor)

Al salirme de La Habana

de nadie me despedí,

sólo de un perrito chino

que venía tras de mí.

El perro, como era chino,

un señor me lo compró

y me dio mucho dinero

y unas botas de charol.

Las botas se me rompieron

y el dinero se acabó;

me quedé sin el perrito

al que dijo adiós, adiós.

 

 

A ESA QUE ESTÁ EN EL MEDIO / versión 1 (Asun Hernando Lamata)

A esa que está en el medio

se le ha caído el volante,

y no lo quiere coger

porque está el novio delante.

Ay, chundará, taratachunda,

ay, chundará, taratachún,

ay, chundará, las señoritas

que llevan el polisón.

Las señoritas de ahora

dicen que no beben vino;

debajo del polisón

llevan el jarro escondido.

Ay, chundará, taratachunda,

ay, chundará, taratachún,

ay, chundará, las señoritas

que llevan el polisón.

 

 

A ESA QUE ESTÁ EN EL MEDIO / versión 2 (M. Cruz Hernando Lamata)

A esa que está en el medio

se le ha caído el volante,

y no lo quiere coger

porque está el novio delante.

Ay, chundará, taratachunda,

ay, chundará, taratachín,

ese novio que tú tienes,

ese novio no es pa' ti.

Ese novio que tú tienes,

ese novio te lo quito,

y me divierto con él

como si fuera un perrito.

 

 

NI LA ROSA NI EL CLAVEL (M. Cruz Hernando Lamata)

Ni la rosa ni el clavel,

ni la más hermosa flor

igualan con tus colores,

prenda mía del querer.

El recuerdo que tú me dejaste

a la cándida luz de la luna;

yo no puedo querer más que a una,

y esa una, mi vida, eres tú.

Pues veo que sí,

pues veo que no;

si tú tienes huerto,

jardín tengo yo;

si tú no lo riegas,

lo regaré yo.

 

 

LAS VARAS DE SAN JOSÉ (Vane SH)

Las varas de San José

todos los años florecen;

la vergüenza de los hombres

se ha perdido y no aparece.

Es el baile de la carrasquilla,

es un baile muy disimulado,

que en hincando la rodilla al suelo,

todo el mundo se queda parado.

Alevanta, levanta, María,

alevanta, levanta, José;

que en pueblo no se baila así,

que en mi pueblo se baila de espaldas.

Mariquita menea esas faldas,

Mariquita menea esos brazos;

que en mi pueblo no se usa eso,

que se usa un abrazo y un beso.

Pues veo que sí,

pues veo que no;

si tú tienes huerta,

jardín tengo yo;

si tú no lo riegas,

lo regaré yo.

 

 

ESTABA LA PÁJARA PINTA (Asun Hernando Lamata)

Estaba la pájara pinta

sentada en el verde limón;

con el pico picaba la hoja,

con el pico picaba la flor.

Ay, ay, ¿dónde estará mi amor?

Ay, ay, ¿cuándo le veré yo?

Me arrodillo a los pies de mi amante,

le levanto al instante.

Dame la mano,

dame la otra;

un besito con tu boca,

la reverencia,

la media vuelta,

la vuelta entera.

Yo soy la viudita

del conde Laurel,

quisiera casarme

y no sé con quién.

Contigo sí,

contigo no;

contigo niña

me he de casar yo.

 

 

ESA QUE HAY EN EL MEDIO (M. Cruz Hernando Lamata)

Esa que hay en el medio

parece boba, parece boba,

pero para los chicos

se pinta sola, se pinta sola.

Ven a mis brazos,

te adoraré,

y para siempre

tu amor seré.

Siga, siga la rueda,

siga la rueda,

que esos ojos, morena,

me causan pena,

me causan pena.

 

 

¿QUÉ HACES AHÍ, MOZO VIEJO? (Vane SH)

¿Qué haces ahí, mozo viejo,

que no te casas?

que te estás arrugando

como las pasas.

Que dame la mano,

que dámela

con firmeza,

lechuguino de mi amor,

para ver la verbena

solitos los dos.

Que salga la dama, dama,

vestida de marinero

y el que no tenga dinero,

será carita de cielo.

Lucero del alma mía,

lucero de mi querer,

los pollos en la cazuela

son pocos y saben bien.

Echarles un poco de ajo

y un poquito de laurel,

y sírvelos a la mesa

que son buenos de comer.

Este cuerpo,

este talle;

este poquito meneo,

y esta niña tan bonita

que vale tanto dinero.

 

 

YENDO A POR AGUA A LA FUENTE (Cristina Rejas del Amo)

Yendo a por agua a la fuente,

si no tienes compañera,

si quieres que te acompañe,

rosa de la primavera.

Divierte, niña, divierte, llanto,

qué dolor de pena, qué dolor de llanto;

qué dolor de pena,

qué dolor de llanto ¡y olé!

que yo contigo

lo bailaré, lo bailaré.

Con la paleta yo lo bailaba,

con la paleta lo suspiraba,

con la paleta...

que su madre la dio

y un paletazo...

que la mató, que la mató.

 

 

AL LEVANTAR UNA LANCHA (Juan Carlos Heras Morales)

Al levantar una lancha,

una jardinera vi

regando sus lindas flores,

y al momento la seguí,

y al momento la seguí.

—Jardinera, tú que entraste

en el jardín del amor,

de las flores que tú riegas,

dime cuál es la mejor,

dime cuál es la mejor.

—La mejor es una rosa

que se viste de color,

del color que se le antoja

y verde tiene la hoja,

y verde tiene la hoja.

—Tres hojitas tiene verdes

y las demás encarnadas,

y a ti te escojo, capullo,

por ser la más resalada,

por ser la más resalada.

—Muchas gracias, jardinera,

por el gusto que has tenido,

tantas niñas en el corro

y a mí sola me has cogido,

y a mí sola me has cogido.

 


 

CANCIONES DE RONDA

Era frecuente que las canciones de ronda se entonaran también como canciones de corro o de paseo.

 

foto 2005

 

QUISIERA VOLVERME YEDRA (Alejandro García Romero)

Quisiera, quisiera,

quisiera volverme yedra

y subir, y subir,

y subir por las paredes,

y entrar en, y entrar en,

y entrar en tu habitación

por ver el, por ver el,

por ver el dormir que tienes.

 

 

LOS CHOPOS (Carmen Andrés Hernando)

Los chopos,

los chopos,

los chopos de la Ribera

ya tienen,

ya tienen,

ya tienen todos tu nombre;

los escri,

los escri,

los escribí con la punta

de mi na,

de mi na,

de mi navaja campera.

 

 

VUELA, VUELA, PALOMITA (Eusebia Romero Riaguas)

—Vuela, vuela, palomita,

vuela, vuela al palomar;

no te vayas tan solita, palomita,

yo te quiero acompañar.

—Si me das, si me das esa boquita,

su dora, su dorado pico abría;

unos me, unos me dicen que hablaba

pero yo, pero yo no lo entendía.

—Vuela, vuela, palomita,

vuela, vuela al palomar;

no te vayas tan solita, palomita,

yo te quiero acompañar.

 

 

AL OLIVO SUBÍ (Paco del Amo Pastor)

Al olivo, al olivo, al olivo subí,

por cortar una rama del olivo caí;

del olivo caí, quién me levantará,

y es la chimorena que la mano me da;

que la mano me da, que la mano me dio,

y es la chimorena y es la que quiero yo;

y es la que quiero yo y es la que he de querer,

y es la chimorena y ha de ser mi mujer;

y ha de ser mi mujer y mi mujer será,

y es la chimorena que la mano me da;

que la mano me da, que la mano me dio,

y es la chimorena y es la que quiero yo.

 

 

LÍMPIATE CON MI PAÑUELO (Paco del Amo Pastor)

Límpiate con mi pañuelo,

yo lo lavaré mañana

en la orillita del río

a la corriente del agua.

Anda resalada, resalada, resalero,

anda resalada, límpiate con mi pañuelo.

Tendido está en los zarzales

el pañuelito de seda,

aquel que me regalastes

para los días de fiesta.

Anda resalada, resalada, resalero,

anda resalada, límpiate con mi pañuelo.

 

 

ADIÓS, CON EL CORAZÓN (Ana Pastor Romero)

Adiós, con el corazón,

que con el alma no puedo.

Y al despedirme de ti,

de sentimiento me muero.

Tú serás el bien de mi vida,

tú serás el bien de mi alma,

tú serás el pájaro pinto

que alegre canta por la mañana,

tú serás el pájaro pinto

que alegre canta por la mañana.

Dicen que no nos queremos

porque no nos ven hablar;

a tu corazón y al mío

se lo pueden preguntar,

se lo pueden preguntar.

Que tú eres el mar

y yo soy la arena,

que yo no voy sola,

que el agua me lleva.

Tú serás el bien de mi vida,

tú serás el bien de mi alma,

tú serás el pájaro pinto

que alegre canta por la mañana,

tú serás el pájaro pinto

que alegre canta por la mañana.

 

 

LAS BARANDILLAS DEL PUENTE / versión 1 (Eusebia Romero Riaguas)

Las barandillas del puente

se menean cuando paso;

de ti solita me acuerdo,

de las demás no hago caso.

De aquella morena

que está en el balcón por detrás,

con los ojos me hace señas

y me roba el corazón.

De aquella morena

que está en el balcón por detras,

tengo yo una borrachera

que no me valgo tener.

Salgo de la taberna

y me voy al café.

De aquella morena

que está en el balcón por detrás.

 

 

LAS BARANDILLAS DEL PUENTE / versión 2  (Crispina Encabo de Blas)

Las barandillas del puente

se menean cuando paso.

De ti solita me acuerdo,

de las demás no hago caso;

que dame la mano

tú, paloma mía.

Dame la mano, paloma,

para subir a tu nido,

que han dicho que duermes sola

y ningún galán contigo;

que dame la mano

tú, paloma mía.

 

UN AVE CON TANTA PLUMA (Victoria Cabrerizo Pastor)

Un ave con tanta pluma

no se puede mantener,

y un escribano con una

mantiene hijos y mujer.

Cuando pasa por la calle,

los pajaritos le cantan,

porque sabe que, como ellos,

tiene fina la garganta.

Dicen que tienen veneno

los cabellos de una rubia,

aunque tengan solimán,

cabellos de rubia quiero.

El día que tu naciste,

nacieron todas las flores,

y en la pila del bautismo

cantaron los ruiseñores.

Una estrella se ha perdido

y en el cielo no parece,

en tu cara se ha metido

y en tus ojos resplandece.

Cuando pasas por mi puerta

y no me dices adiós,

ni las ánimas benditas

pasan las penas que yo.

Allá va la despedida

y no la quisiera echar,

porque es la media noche,

y nos vamos a acostar.

 

 

A TU PUERTA HEMOS LLEGADO (Victoria Cabrerizo Pastor)

A tu puerta hemos llegado

cuatrocientos en cuadrilla,

si quieres que te cantemos,

saca cuatrocientas sillas.

A todos les das claveles,

¡ay, morena de la plaza!

a todos les das claveles

y a mí me das calabazas.

Quisiera verte y no verte,

quisiera amarte y no amarte;

quisiera pegarte un tiro

pero no quiero matarte.

Eres como aquella mata

que llaman la falaguera,

que en la noche de San Juan

florece, grana y se seca.

En la noche de San Juan,

¡ay, cómo te jaleabas!

con tus zapatitos nuevos

y con las medias caladas.

Me tirastes un limón,

me pegastes en la cara;

todo lo paga el amor

de las niñas resaladas.

 

 

YO NUNCA HABLO MAL DEL VINO (Justino Romero Pastor)

Y yo nunca hablo mal del vino,

porque el vino bien me sabe;

y yo hablo de la "tabarnera"

que a mí me lo da de balde;

y a mí me lo da de balde,

y yo nunca hablo mal del vino.

 

 

NO SE PUEDE TENER VIÑA (Justino Romero Pastor)

No se pue' tener viña junto al camino

porque todo el que pasa corta un racimo.

Corta un racimo, niña, corta un racimo;

no se pue' tener viña junto al camino.

Y de ese modo, y de ese modo,

me la van vendimiando poquito a poco.

 

 

TÚ ERES LA ROSA (Eusebia Romero Riaguas)

Tú eres la rosa

y yo soy el lirio;

quién fuera cordón bello

de tu justillo

para entrar en tu cuarto

y dormir contigo,

porque hace mucho tiempo

que no he dormido.

 

 

NOCHE TRANQUILA Y SERENA (Justino Romero Pastor)

Noche tranquila y serena

es buena para rondar,

para los enamorados

es buena la oscuridad.

Marinerito, arría la vela

que está la noche tranquila y serena.

 

 

MANDAMIENTOS DEL AMOR (Beatriz García Puentedura)

Los diez mandamientos, niña,

te voy a contar, paloma,

para que me tengas en sí

y me lleves en memoria.

El primer mandamiento:

la primera cosa es amar;

te llevo en el pensamiento

y no te puedo olvidar.

El segundo: yo he jurado

más de dos mil juramentos

sólo para que tú me lleves

en oculto y en secreto.

El tercero: es ir a misa,

yo no estoy con devoción;

sólo estoy pensando en ti,

prenda de mi corazón.

En el cuarto: yo perdí

a mis padres el respeto,

sólo por hablar contigo

palabras de casamiento.

En el quinto: no matar,

eso sí que no hago yo;

yo soy la puerta, señores,

y tú la que me mató.

Dama que estás al balcón

y después te metes dentro,

haces pecar a los hombres

en el sexto mandamiento.

En el séptimo: no hurtar;

yo hurtar, no hurto a nadie,

sólo hurto a una niña

si no me la dan sus padres.

En el octavo: no levantar

falso testimonio a nadie,

como a mí me los levanta

una niña de esta calle.

En el noveno: no desear

ninguna mujer ajena,

como a mí me la desean

para casarse con ella.

El décimo: no codiciar;

yo no vino codiciando,

que lo que codicio yo

es un matrimonio santo.

Los diez mandamientos, niña,

sólo se encierran en dos:

es quererte y que me quieras

para casarnos los dos.

 

 

DICEN QUE NO NOS QUEREMOS (Guadalupe de Blas del Amo)

Dicen que no nos queremos,

porque no nos visitamos;

las visitas son de noche

para los enamorados.

Tú serás el bien de mi vida,

tú serás el bien de mi alma,

tú serás el pájaro pinto

que alegre canta por la mañana.

Dicen que no nos queremos,

porque no nos ven hablar;

a tu corazón y al mío

se lo pueden preguntar.

Tú serás el bien de mi vida,

tú serás el bien de mi alma,

tú serás el pájaro pinto

que alegre canta por la mañana.

Adiós, con el corazón,

que con el alma no puedo;

al despedirme de ti,

de sentimiento me muero.

Tú serás el bien de mi vida,

tú serás el bien de mi alma,

tú serás el pájaro pinto

que alegre canta por la mañana.

 

 

DAME UN BESITO, AMOR (Engracia de Blas del Amo)

Dame un besito, amor.

No te lo puedo dar,

que no acostumbro yo

a los hombres besar.

Y si te beso a ti,

me podría acostumbrar

y, una vez acostumbrada,

me podrían criticar.

No te critico, no,

ni te criticaré;

si un beso no me das,

pronto te olvidaré.

No me olvides, no,

que un beso te daré,

y ahora que estamos solitos,

y ahora que nadie nos ve;

y ahora que estamos solitos,

y ahora que nadie nos ve.

 

 

QUÍTATE DE ESA ESQUINA (Juana Alonso Romero)

Quítate de esa esquina,

majo, que llueve;

deja correr el agua

por donde suele.

Que tienes una cara

de pedigüeña,

tuya, mía, alcahueta.

Cuando vas al "beile"

te pones hueca.

Si me pongo hueca,

a ti no te importa,

que el galán que me ronda

pesetas tiene.

Si tiene pesetas,

que las enseñe;

te compraré un vestido

de azul y verde.

Después de comprarlo

se le da fuego,

ya verás cómo arde

el vestido nuevo.

 

 

ESTABA UN PASTOR UN DÍA (Fe Puentedura Lafuente)

Estaba un pastor un día

de amores muy descuidado;

pasó una señora y dice:

—Pastor, me traes en cuidado. Sí, sí.

—No he tratado con usted,

responde el villano vil;

—Tengo el ganado en la sierra

y a mi ganado he de ir. Adiós.

—Pastor, si has de ser mi majo,

también te daré mi coche

pa' que vayas a rondar

las mocitas por la noche. Adiós.

—Ni quiero a usted ni a su coche,

responde el villano vil;

tengo el ganado en la sierra

y a mi ganado he de ir. Adiós.

—Pastor, si has de ser mi majo,

ya sabes que duermo sola,

tengo el portal rodadero

y tranco con una bola. Sí, sí.

—Allá arriba, en aquel alto,

más abajo, en aquel cerro,

me están domando un cachavo

y embadajando un cencerro. Adiós. 

 


 

CANCIONES DE PASEO

Algunas de estas canciones se entonaban indiferentemente durante los paseos o para jugar al corro.

 

foto 2005

 

YA SE VAN LOS PASTORES (Angelines Pastor Riaguas)

Ya se van los pastores a la Extremadura,

ya se van los pastores a la Extremadura,

ya se queda la sierra triste y oscura,

ya se queda la sierra triste y oscura.

Ya se van los pastores hacia la majada,

ya se van los pastores hacia la majada,

ya se queda la sierra triste y callada,

ya se queda la sierra triste y callada.

Ya se van los pastores, ya se van marchando,

ya se van los pastores, ya se van marchando,

más de cuatro zagalas quedan llorando,

más de cuatro zagalas quedan llorando.

 

 

YO ME QUERÍA CASAR (Irene Alejandre del Amo)

Yo me quería casar,

yo me quería casar

con un mocito barbero,

con un mocito barbero.

Y mis padres me querían,

y mis padres me querían

monjita de un monasterio,

monjita de un monasterio.

Una tarde de verano,

una tarde de verano 

me sacaron de paseo,

me sacaron de paseo.

Y al revolver una esquina,

y al revolver una esquina,

había un convento abierto,

había un convento abierto.

Salieron cuatro monjitas,

salieron cuatro monjitas

todas vestidas de negro,

todas vestidas de negro.

Me cogieron de la mano,

me cogieron de la mano,

y me metieron adentro,

y me metieron adentro.

Me sentaron en la silla,

me sentaron en la silla

y me cortaron el pelo,

y me cortaron el pelo.

Me empezaron a quitar,

me empezaron a quitar

los adornos de mi cuerpo,

los adornos de mi cuerpo:

pulseritas de mis manos,

pulseritas de mis manos,

anillitos de mis dedos,

anillitos de mis dedos,

pendientes de mis orejas,

pendientes de mis orejas,

gargantillas de mi cuello,

gargantillas de mi cuello.

Lo que más sentía yo,

lo que más sentía yo,

era mi mata de pelo,

era mi mata de pelo.

 

 

EL CARBONERO (Daniel Romero Puentedura)

Madre, mi carbonero no vino anoche

y le estuve esperando hasta las doce.

Carbón, carbón de encina y picón,

carbón de encina, picón de olivo,

niña bonita, vente conmigo.

Madre mi carbonero vino de Vélez

y en el sombrero trajo cuatro claveles.

Carbón, carbón de encina y picón,

carbón de encina, picón de olivo,

niña bonita, vente conmigo.

Lleva mi carbonero en el sombrero

un letrero que dice: por ti me muero.

Carbón, carbón de encina y picón,

carbón de encina, picón de olivo,

niña bonita, vente conmigo.

 

 

CUANDO IBA EL DOMINGO A MISA (Emilio Rodríguez Pérez)

Cuando iba el domingo a misa,

mis galanes conmigo vinieron,

y mis padres que me sorprendieron,

a monjita me quieren meter.

¡Ay, sí, sí! ¡Ay, no, no!

A monjita me quieren meter.

Muchachitos, llorad mi tristeza,

han cortado mis rubios cabellos,

ondulados, tan largos y bellos,

muchachitos, llorad como yo.

¡Ay, sí, sí! ¡Ay, no, no!

Muchachitos, llorad como yo.

 

 

¿DÓNDE VAS, ALFONSO XII? (Victoria Cabrerizo Pastor)

¿Dónde vas, Alfonso XII,

dónde vas, triste de ti?

Voy en busca de Mercedes

que ayer tarde no la vi.

Si mercedes ya se ha muerto,

muerta está, que yo la vi:

cuatro duques la llevaban

por las calles de Madrid.

La caja era de oro

forrada de carmesí

y las flores que llevaba

la cubrían: ¡más de mil!

Pobre niña sevillana,

sin empezar a vivir,

a tus dieciocho años

ya dejaste de existir.

El rey se muere de pena;

sin ti no puede vivir;

no halla alivio ni consuelo,

como tú, se va a morir.

Era linda y candorosa,

parecía un serafín;

era tierna y primorosa

como una rosa de abril.

España llora su muerte;

la llora todo Madrid.

¿Dónde vas Alfonso XII,

dónde vas, triste de ti?

 

 

TE VI SUBIR AYER TARDE (Crispina Encabo de Blas)

Te vi subir ayer tarde

por la segunda alameda,

luciendo tu saya verde

y el pañuelito de seda.

Dime dónde vas, morena,

dime dónde vas, salada;

dime dónde vas, morena,

y a las tres de la mañana.

Voy al jardín de Valencia

a decirle al jardinero

que me dé una rosa blanca,

que en mi jardín no la tengo.

Dime dónde vas, morena,

dime dónde vas, salada;

dime dónde vas, morena,

y a las tres de la mañana.

Voy a la fuente del Oro

a beber un vaso de agua,

que me han dicho que es muy buena

beberla por la mañana.

Dime dónde vas, morena,

dime dónde vas, salada;

dime dónde vas, morena,

y a las tres de la mañana.

Voy a la plaza de al lado

a decirle a mi marido:

"¡son las tres de la mañana!"

y el bandido no ha venido.

Dime dónde vas, morena,

dime dónde vas, salada;

dime dónde vas, morena,

y a las tres de la mañana.

 

 

LOS CORDONES QUE TÚ ME DABAS (Teodora Pastor Puentedura)

Los cordones que tú me dabas

ni eran de seda ni eran de lana,

ni eran de lana ni eran de seda;

todos me dicen que no te quiera.

Todos me dicen que no te quiera;

no me cortejes más en las eras.

No me cortejes, mozo, embustero,

que mis amores son de un minero.

Eres buena moza, sí,

cuando por la calle vas,

eres buena moza, sí,

pero no te casarás.

Pero no te casarás,

carita de serafín,

pero no te casarás

porque me lo han dicho a mí.

 

 

UNA MAÑANITA FRESQUITA DE MAYO (Guadalupe de Blas del Amo)

Una mañanita fresquita de mayo

cogí mi caballo y me fui a pasear

por la senda donde mi morena,

gentil y risueña, solía pasar.

Yo la vi que cortaba una rosa,

yo la vi que cortaba un clavel,

yo la dije: jardinera hermosa,

que dame una rosa del rico vergel.

Y eso que me pides, ya te lo daré,

pero si me juras que nunca has tenido

rosas en la mano de otra mujer.

Yo te juro, te juro, te juro,

yo te juro y te juraré,

yo te juro que nunca he tenido

rosas en la mano de otra mujer.

 

 

YA ESTÁ EL PÁJARO PINTO (Crispina Encabo de Blas)

Ya está el pájaro pinto

puesto en la esquina;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

puesto en la esquina,

esperando que pase

la golondrina;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

la golondrina.

Si yo soy golondrina,

tú eres coqueta;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

tú eres coqueta,

que cuando vas al "beile",

te pones hueca;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

te pones hueca.

Si yo me pongo hueca,

puedo ponerme;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

puedo ponerme,

que el galán que me ronda

pesetas tiene;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

pesetas tiene.

Pues si tiene pesetas,

que lo demuestre;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

que lo demuestre;

y te compre un vestido

de seda verde;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

de seda verde.

Y después de comprado,

se le da fuego;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

se le da fuego,

ya verás cómo arde

el vestido nuevo;

ten, tenedor, cara, caracol, tenedor,

el vestido nuevo.

 

 

ERES ALTA Y DELGADA (Susana Morales Carballo)

Eres alta y delgada como tu madre,

morena, salada, como tu madre.

Bendita sea la rama que al tronco sale,

morena, salada, que al tronco sale.

Toda la noche estoy

niña pensando en ti;

yo de amores me muero

desde que te vi, morena salada,

desde que te vi.

Desde que te vi con la pata de palo,

dije para mi: malo, malo, malo, malo.

Desde que te vi con la pata de madera,

dije para mí: pa' tu abuela, pa' tu abuela.

 


 

CANCIONES DE SAN JUAN

 

foto capturada del vídeo "Alcozar. Milenio de Piedra Sillada" (Fermín García de Blas)

 

NOCHE DE SAN JUAN (Victoria Cabrerizo Pastor)

En la noche de San Juan qué bien te jaleabas,

con tu zapatito blanco y tu media calada.

Me tirastes un limón, me distes en el pelo,

todo lo trae el amor bonito y resalero.

Me tirastes un limón, me distes en la frente,

ya no te puedo querer, morena reluciente.

Me tirastes un limón, me distes en la cara,

ya no te puedo querer, morena, resalada.

San Juan, San Juan y la Magdalena

fueron, fueron a buscar bellotas;

San Juan, San Juan llevaba zapatos

y la, y la Magdalena botas.

 

 

A COGER EL TRÉBOLE (Iris Pastor Pastor)

A coger, el trébole,

el trébole, el trébole;

a coger el trébole

los mis amores van.

A coger, el trébole,

el trébole, el trébole;

a coger el trébole

la noche de San Juan.

—Qué quieres que te traiga,

que voy a Madrid;

qué quieres que te traiga,

que voy a Madrid.

—No quiero que me traigas,

no quiero que me traigas,

no quiero que me traigas,

que me lleves sí,

que me lleves sí.

 

EL SOL SE LLAMA LORENZO (Guadalupe de Blas del Amo)

El sol se llama Lore, Lorenzo,

el sol se llama Lore, Lorenzo,

y la luna, Catalina.

Cuando Lorenzo se acuesta,

cuando Lorenzo se acuesta,

se leva, levanta Catalina.

 

 

TRES HOJITAS, MADRE (Amparo Gil Ruiz)

Tres hojitas, madre, tiene el arbolé,

tres hojitas, madre, tiene el arbolé,

tiene el arbolé, tiene el arbolé.

Inés, Inés, Inesita, Inés.

Las dos en la rama, la otra en el pie,

las dos en la rama, la otra en el pie,

la otra en el pie, la otra en el pie.

Inés, Inés, Inesita, Inés.

Dábales el aire, jaleábanse,

dábales el aire, jaleábanse,

jaleábanse, jaleábanse,

Inés, Inés, Inesita, Ines.

Debajo del puente retumba el agua,

debajo del puente retumba el agua,

retumba el agua, retumba el agua,

Inés, Inés, Inesita, Inés.

 

 

AL LADO DE MI CABAÑA (M. Antonia Heras Morales)

Al lado de mi cabaña

tengo una huerta y un madroñal,

al lado de mi cabaña

tengo una huerta y un madroñal;

con la cabaña y la huerta, leré,

y los madroños, leré,

te quiero más;

con la cabaña y la huerta, leré,

y los madroños, leré,

te quiero más;

En casa del tio Vicente,

con tanta gente, qué pasará,

en casa del tio Vicente,

con tanta gente, qué pasará;

son los mocitos del pueblo, leré,

que con las mozas, leré,

quieren bailar,

son los mocitos del pueblo, leré,

que con las mozas, leré,

quieren bailar,

 


 

CANCIONES DE FIESTAS

 

foto capturada del vídeo "Alcozar. Milenio de Piedra Sillada" (Fermín García de Blas)

 

Estas estrofas se cantaban durante las fiestas de los pueblos, tanto del propio como de las aldeas circundantes. En esas ocasiones aparecía la rivalidad propia de vecinos y una competencia que se mostraba en la letra de las canciones y, a veces, emprendiéndola a cantazos los unos contra los otros. La finalidad tanto de las canciones como de las algaradas no era otra que la de intentar hacerse con el control de la mozas.

NO HAY QUIEN PUEDA (Javier Morales Carballo)

No hay quien pueda,

no hay quien pueda

con la gente forastera,

forastera, forastera,

no hay quien pueda,

no hay quien pueda.

Y si te quieres casar

con las chicas de aquí,

tienes que ir a buscar

un enchufe a Madrid;

un enchufe a Madrid,

un enchufe a Bilbao,

si te quieres casar

con las chicas de al la'o.

 

 

SOMOS DE ALCOZAR (Miguel García Arroyo)

Somos de Alcozar, señores,

no lo podemos negar,

y por eso les decimos:

¡viva la formalidad!

¡Viva la formalidad!,

¡viva la formalidad!

Somos de Alcozar, señores,

no lo podemos negar.

 

 

AMIGOS, COMPAÑERITOS (Isma Pastor Pastor)

Amigos, compañeritos,

no tengáis pena,

no tengáis pena;

si no nos quieren las mozas,

que no nos quieran,

que no nos quieran;

si no nos quieren las guapas,

que no nos quieran,

que no nos quieran;

si no nos quieren las guapas,

nos qui'en las feas,

nos qui'en las feas;

si no nos quieren las feas,

que no nos quieran,

que no nos quieran;

si no nos quieren las feas,

nos quién las llaves de la bodega.

Al amanecer

se marcha el tren,

se va mi amor,

yo me voy con él.

 

 

VALE MÁS LA BUENA UNIÓN (David Pastor Pastor)

Vale más la buena unión

que tenemos los sorianos,

que en teniendo una peseta

en vino nos la gastamos;

en vino nos la gastamos,

en vino nos la gastamos;

vale más la buena unión

que tenemos los sorianos.

 

 

A MÍ ME GUSTA LO BLANCO (M. Carmen del Hoyo Prada)

A mí me gusta lo blanco,

viva lo blanco, muera lo negro;

que lo negro es cosa triste,

yo soy alegre y no lo quiero.

A mí me gusta la gaita,

viva la gaita, viva el gaitero;

a mí me gusta la gaita

que tenga el fuelle de terciopelo.

 

 

POR EL RÍO NERVIÓN (Juan Luis Santamaría Gutiérrez)

Por el río Nervión

bajaba un submarino,

rumba, larrumba, larrún;

por el río Nervión

bajaba un submarino,

rumba, larrumba, larrún;

cargado de mocitas

y pellejos de vino,

rumba, larrumba, larrumba

la rumba del cañón;

cargado de mocitas

y pellejos de vino,

rumba, larrumba, larrumba

la rumba del cañón.

Si no tienes un duro,

no te arrimes a nadie,

rumba, larrumba, larrún;

si no tienes un duro,

no te arrimes a nadie,

rumba, larrumba, larrún;

en cambio si lo tienes,

las chicas a millares,

rumba, larrumba, larrumba,

la rumba del cañón;

en cambio si lo tienes,

las chicas a millares.

rumba, larrumba, larrumba,

la rumba del cañón.

 

 

AL ENTRAR EN EL PUEBLO (Amancio Vicente Riaguas)

(esta jota se solía cantar al entrar en Alcozar después de haber estado en la fiesta de algún pueblo vecino)

Al entrar en el pueblo,

qué cantaremos:

que preparen la cena,

que ya "venemos";

que ya "venemos", madre,

que ya "venemos";

al entrar en el pueblo,

qué cantaremos.

 


 

CANCIONES VARIAS

 

CANCIÓN DE LA GITANICA (Araceli Puentedura Muñecas)

Aquí está la gitanica,

la que sabe tus "guarías"[1],

los secretos de tu vida

por escondidos que estén,

los secretos de tu vida

por escondidos que estén.

 Dame la mano, salado,

y te leeré la ventura;

la gitanica te jura

que has de ser "afortunao".

 Y has de ser un buen casado

y padre de cuatro hijos,

has de tener seis cortijos

"titicos" y "enarbolaos".

 Y tu hijo, el más delgado,

será padre de la iglesia,

será un "protento"[2] en la "sensia"[3];

los demás serán "casaos".

 Con estos "churemeniyos"[4],

aquí está la gitanica,

y dale una limosnica

y te acertará un secretico;

y dale una limosnica

y te acertará un secretico.

 Estás muy "ensasonado"[5],

y estás con una "chiquiya",

que se llama "Mariquiya";

mira si lo he "asertao";

que se llama "Mariquiya";

mira si lo he "asertao".

 Estás muy "ensasonado",

y te aflige una "peniya",

y eso es que la "Mariquiya"

te "tray"[6] lo que has "birlapao"[7];

y eso es que la "Mariquiya"

te "tray" lo que has "birlapao".

 Dios te dé mucha salud

a ti y a la gitanica,

porque con esa "cariya"

me estás diciendo "churrú".


[1] Guaridas.

[2] Portento.

[3] Ciencia.

[4] Churumbelillos, niños pequeños.

[5] Desazonado, inquieto.

[6] Trae.

[7] Ganado, sobre todo referido al juego.


Atrás ] Principal ] Arriba ] Siguiente ]

las del Santísimo ] Miserere ] Lavatorio ] cantares de Pascua ] cantares boda01 ] canciones cuna ] canciones infantiles01 ] canciones infantiles02 ] canciones párvulos ] canciones escolares ] [ canciones juveniles ] canciones de baile ] canciones varias ] villancicos ] canciones populares01 ] canciones de ronda01 ] canciones de ronda02 ] rogativas01 ] romances01 ] romances02 ] romances03 ] cantares Pilar ] cantan los fusiles ]