MEDIO FÍSICO

PUEBLO Y VIVIENDA

CAMINOS Y RUTAS

CICLO VITAL

AGRICULTURA

PLANTAS

GANADERÍA

ANIMALES

EVENTOS DEL AÑO

GASTRONOMÍA

USOS Y COSTUMBRES

CREENCIAS

RELIGIOSIDAD

ASOCIACIONES

OFICIOS

TRABAJOS VARIOS

FIESTAS

JUEGOS Y JUGUETES

CANCIONERO

TEMAS VARIOS

COLABORADORES

RAÍCES-ANTEPASADOS

 

PÁGINA PRINCIPAL

PORTAL ALCOZAR

VILLANCICOS

PÁGINA COLECTIVA. Puedes enviar el villancico que recuerdes y que no se haya incluido todavía en el cancionero de Alcozar y lo añadiremos.

 

foto Manolo Ponce Fernández (2006)

 


 

SOY UN POBRE PASTORCILLO (Milagros Morales del Hoyo)

Soy un pobre pastorcillo

que camina hacia Belén;

voy buscando al que ha nacido:

Dios con nosotros, Manuel.

Caminando, camina ligero,

no te canses, no, de caminar,

que te esperan José y María

con el niño en el portal,

que te esperan José y María

con el niño en el portal.

Como soy pobre, le llevo

un blanquísimo vellón

para que le haga su madre

un pellico de pastor,

para que le haga su madre

un pellico de pastor.

Caminando, camina ligero,

no te canses, no, de caminar,

que te esperan José y María

con el niño en el portal,

que te esperan José y María

con el niño en el portal.

 

 

DIME, NIÑO, DE QUIÉN ERES (Clara Morales del Hoyo)

Dime, niño, de quién eres

todo vestido de blanco.

Soy de la Virgen María

y del "espirituisanto".

Soy de la Virgen María

y del "espirituisanto".

Resuenen con alegría

los cánticos de mi tierra,

y viva el Niño Jesús

que nació en la Nochebuena.

La Nochebuena se viene,

la Nochebuena se va,

y nosotros nos iremos

y no volveremos más.

Dime, niño, de quién eres

y si te llamas Jesús.

Soy amor en el pesebre

y sufrimiento en la cruz.

Soy amor en el pesebre

y sufrimiento en la cruz.

Resuenen con alegría

los cánticos de mi tierra,

y viva el Niño Jesús

que nació en la Nochebuena.

La Nochebuena se viene,

la Nochebuena se va,

y nosotros nos iremos

y no volveremos más.

 

 

LOS TRES REYES DEL ORIENTE (Alicia Morales del Hoyo)

Los tres Reyes del Oriente,

guiados por una estrella,

adoran al niño Dios

que nació en la Nochebuena.

El oro, el incienso y la mirra son

los dones que ofrecen al Hijo de Dios.

¡Gloria, gloria, gloria a Dios!

Ay, que brille, que brille la estrella

que a los Reyes a Belén guió;

ay, que brille, que brille la estrella

que al portar de Belén les llevó.

Pastores, venid,

pastores, llegad,

a adorar al niño que está en portal.

Los Reyes van muy alegres

por un áspero camino,

pero lo sufren con gozo

por ver a este sol divino.

El oro, el incienso y la mirra son

los dones que ofrecen al Hijo de Dios.

¡Gloria, gloria, gloria a Dios!

 

 

EN BELÉN (Rebeca García Morales)

En Belén, en un establo,

ha nacido Jesusín;

sus ojitos son de cielo

y sus labios de jazmín.

¡Ay, Jesusín, qué bonito eres!

¡Ay, Jesusín, qué lindo que estás!

¡Chitón, que no se despierte!

porque quiere descansar.

¡Chitón, que no se despierte!

porque quiere descansar.

Dicen que vas mendigando

un besito nada más;

no te vayas de nosotros

y un millón encontrarás.

¡Ay, Jesusín, qué bonito eres!

¡Ay, Jesusín, qué lindo que estás!

¡Chitón, que no se despierte!

porque quiere descansar.

¡Chitón, que no se despierte!

porque quiere descansar.

 

 

SOBRE TU CUNITA (Roberto Redondo Morales)

Sobre tu cunita,

niño, he visto arder

una farolita

como la del tren;

como la del tren,

que alumbra con gas

a la media noche

y a la madruga'

Esos copitos de nieve

que van cayendo y no cuajan,

son las notas de mi canto

que en el silencio se apagan.

Sobre tu cunita,

niño, he visto arder

una farolita

como la del tren;

como la del tren,

que alumbra con gas

a la media noche

y a la madruga'

Esa estrella que a los Magos

vino anunciando el camino,

y no deja de mirar

a ese rostro divino.

Sobre tu cunita,

niño, he visto arder

una farolita

como la del tren;

como la del tren,

que alumbra con gas

a la media noche

y a la madruga'

 

 

CAMPANA SOBRE CAMPAÑA (Alicia Morales del Hoyo)

Campana sobre campana,

y sobre campana, una,

asómate a esa ventana,

verás al Niño en la cuna.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan,

¿qué nueva nos traéis?.

Recogido

tu rebaño,

¿adónde vas pastorcillo?

Voy a llevar al portal

requesón, manteca y vino.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan,

¿qué nueva nos traéis?.

Campana sobre campana,

y sobre campana, dos,

asómate a esa ventana,

verás al niño de Dios.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan,

¿qué nueva nos traéis?.

Caminando a media noche,

¿dónde caminas, pastor?

Le llevo al niño que nace

todito mi corazón.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan,

¿qué nueva nos traéis?.

Campana sobre campana,

y sobre campana, tres,

en esta cruz y a esta hora

el Niño va a aparecer.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan,

¿qué nueva nos traéis?.

Si las estrellas alumbran,

pastor ¿dónde quieres ir?

Voy al portal por si el Niño

con él me deja dormir.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan,

¿qué nueva nos traéis?.

 

 

TANTÁN, YA VIENEN LOS REYES (Clara Morales del Hoyo)

Tantán, ya vienen los Reyes,

tantán, Melchor y Gaspar,

tantán, les sigue un negrito

que todos le llaman el rey Baltasar.

Tantán, vieron una estrella,

tantán, de dónde vendrá,

tantán, tan pura y tan bella

que todos la siguen por ver dónde va.

Tantán, la fueron siguiendo,

tantán, la vieron parar,

tantán, en un portalico

en donde ha nacido el rey de Judá;

tantán, en un portalico

en donde ha nacido el rey de Judá.

 

 

BAJAD, PASTORES (Milagros Morales del Hoyo)

Bajad, pastores, de vuestras montañas;

bajad de prisa que al niño hay que adorar.

Cuando le veáis en el pesebre humilde,

veréis su carita linda relumbrar,

veréis su carita linda relumbrar.

Su santa madre llámase María,

blanca es su alma y banco su color;

a todos sonríe llena de alegría,

y por todos siente maternal amor,

y por todos siente maternal amor.

Los pastorcillos muy embelesados

al Niño Dios bajan a contemplar;

juegan retozones al son del pandero,

locos de contento pónense a bailar,

locos de contento pónense a bailar.

San José, el pobre, al ver tanto bullicio,

les animaba y les decía así:

"yo también bailar quisiera con vosotros,

pero soy tan viejo, ¡ay, pobre de mí!

pero soy tan viejo, ¡ay, pobre de mí!"

 

 

A LAS DOCE DE LA NOCHE (Victoria Cabrerizo Pastor)

A las doce de la noche

bello infante nació ya,

vamos, vamos pastorcitos,

vamos, vamos al portal.

Suenen las panderetas,

ruido y más ruido,

porque las profecías

ya se han cumplido.

San José mece la cuna,

la Virgen le hace ternuras,

los angelitos le cantan

gloria a Dios en las alturas.

Suenen las panderetas,

ruido y más ruido,

porque las profecías

ya se han cumplido.

Los pastores de Belén

corren todos con sus dones

a ofrecer al niño Dios

sus sencillos corazones.

Suenen las panderetas,

ruido y más ruido,

porque las profecías

ya se han cumplido.

Unos le llevan, alegres,

los más tiernos redentales,

otros le dan tortolitas

y la miel de los panales.

Suenen las panderetas,

ruido y más ruido,

porque las profecías

ya se han cumplido.

De la cueva de Belén

salen bellos resplandores,

porque allí nació el Mesías

por salvarnos, pecadores.

Suenen las panderetas,

ruido y más ruido,

porque las profecías

ya se han cumplido.

María tiene en los brazos

al divino Redentor,

vamos, vamos pastorcitos

a rendirle adoración.

Suenen las panderetas,

ruido y más ruido,

porque las profecías

ya se han cumplido.

 

 

NIÑO DE BELÉN (Victoria Cabrerizo Pastor)

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

Dicen que ha nacido un niño

en el portal de Belén,

dicen que ha nacido un niño

que nos trae la paz y el bien.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

Venid pastorcillos,

vamos a porfía,

que en Belén rebosa

la santa alegría.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

Al nacer tan chiquitito

por salvar los pecadores,

ya sufre tan desnudito

del invierno los rigores.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

¡Ay, qué lindo que está el niño!

reclinado entre las pajas,

que los ángeles le acunan

y le cantan con sonajas.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

La Virgen, junto al pesebre,

parece una bella rosa,

contemplando aquel capullo

que ha nacido de sus hojas.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

San José junto a Dios niño

siente gran dicha y consuelo,

y cuando el niño le mira,

le parece ver e cielo.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

Entre la mula y el buey

el niño Dios nacer quiso,

y así parece la cueva

un hermoso paraíso.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

Contempladle bien al niño

que nos viene a dar sus dones

y con gracia abre sus brazos

para abrazar corazones.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

A este niño que ha nacido

le alaben nuestros amores,

y dejarle agradecidos

los rendidos corazones.

Venid pastorcillos,

vamos a adorarle,

que al niño divino

debemos amarle.

¡Oh, niño de Belén!

cuánto te quiero amar,

mi corazón la cuna

para ti será,

mi corazón la cuna

para ti será.

 

 

GLORIA A DIOS (Victoria Cabrerizo Pastor)

Gloria a Dios en las alturas

y en la tierra siempre paz,

paz que sólo el hombre goza,

el de buena voluntad.

En esta noche tan bella

todo es gozo, dicha y paz

porque nos recuerda en ella

que Dios nos vino a salvar.

Gloria, gloria al Dios eterno

y alabanzas sin cesar

al que nos bajó del cielo

en un pesebre a posar.

Pastores, traed ofrendas,

que son muestras del amor

que e Niño Dios se merece

por ser nuestro Salvador.

 

parte del Nacimiento de la Iglesia de Alcozar (2006)


las del Santísimo ] Miserere ] Lavatorio ] cantares de Pascua ] cantares boda01 ] canciones cuna ] canciones infantiles01 ] canciones infantiles02 ] canciones párvulos ] canciones escolares ] canciones juveniles ] canciones de baile ] canciones varias ] [ villancicos ] canciones populares01 ] canciones de ronda01 ] canciones de ronda02 ] rogativas01 ] romances01 ] romances02 ] romances03 ] cantares Pilar ] cantan los fusiles ]