MEDIO FÍSICO

PUEBLO-VIVIENDA

CAMINOS Y RUTAS

CICLO VITAL

AGRICULTURA

PLANTAS

GANADERÍA

ANIMALES

EVENTOS AÑO

GASTRONOMÍA

COSTUMBRES

CREENCIAS

RELIGIOSIDAD

ASOCIACIONES

OFICIOS

TRABAJOS VARIOS

FIESTAS

JUEGOS-JUGUET.

CANCIONERO

TEMAS VARIOS

COLABORADORES

ANTEPASADOS

 

PÁG. PRINCIPAL

PORTAL ALCOZAR

 

ROGATIVAS (I)

por Milagros, Clara y Alicia Morales del Hoyo (1994)

 

 Virgen del Vallejo (2004)

 

Estas estrofas se cantaban en los tiempos de sequía, cuando la falta de agua para los campos movía a los labradores a salir en rogativas llevando a la Virgen del Vallejo, a San Isidro y a otros santos y vírgenes.

Durante las sequías de los últimos años se han sustituido las procesiones por novenas, pero se siguen cantando las mismas canciones, que a veces inventamos nosotras mismas.

 

PRIMERA CANCIÓN

En esta iglesia tan grande,

tan grande como una catedral,

hay una Virgen preciosa

que se no la puede olvidar.

Es la Virgen del Vallejo,

patrona de Alcozar.

Tú que eres madre, como nosotras,

ampáranos, por piedad.

Agua te pedimos todos

con el corazón en la mano.

Mándanos pronto agua

y riéganos bien los campos.

Agua te pedimos todos,

agua te pedimos, por piedad.

Mándanos pronto el agua

que hay mucha necesidad.

Los campos no suben,

la hierba se seca;

Virgen Santa del Vallejo,

haz que llueva, haz que llueva.

Nosotros te lo pedimos,

las aves también;

Virgen Santa del Vallejo,

bien lo puedes conceder.

Y no solamente a ti,

también a San Isidro,

que, con el poder de los dos,

bien podéis regar los trigos.

¡Ay, Divino Jesús!

a ti también te lo pido:

mándanos pronto el agua

y riéganos bien los trigos.

No tenemos otra cosa,

otra cosa que pensar,

sólo que pediros agua,

que hay mucha necesidad.

Adiós, Virgen, madre nuestra,

manojo de hierbabuena.

Adiós, Virgen del Vallejo,

que por nuestras almas vela.

 

SEGUNDA CANCIÓN

Buenas tardes, virgencita,

Virgen Santa del Vallejo,

aquí nos tienes a todas

para intentarlo de nuevo.

Sólo te pedimos agua,

agua te pedimos, por favor;

si no nos mandas el agua,

¡qué será de nosotros, por Dios!

Los campos que no suben,

los pozos que se secan;

Virgen Santa del Vallejo,

¡vaya año que se presenta!

Estamos tirando dinero

y no podremos recoger;

Virgen Santa del Vallejo,

¡cuánto hay que padecer!

Virgen Santa del Vallejo,

os pedimos, por piedad,

que nos mandes pronto agua

para poder comer pan.

¡Quién pudiera estar en tu trono!

¡quién pudiera estar a tu lado!

Virgen Santa del Vallejo,

por favor, ayudadnos.

Y tú, santo San Isidro;

tú, que eres nuestro patrón,

¿no ves cómo pedimos agua?,

agua pedimos, por favor.

Tú, que has sido labrador,

labrador, como los demás,

¿no ves cómo se secan los campos?

agua te pedimos, por piedad.

 

TERCERA CANCIÓN

Virgen Santa del Vallejo,

agua, por favor, pedimos;

que nos mandes pronto agua

para las viñas y trigos.

¡Oh, glorioso San Isidro!

nunca te podremos olvidar;

mándanos pronto el agua

para poder cosechar.

¡Pobrecitas golondrinas!

por el cielo van volando;

piden agua a esta Virgen

para poder coger barro.

¡Pobrecito del pastor!

que está todo el día en el campo;

pide agua a estos santos

para que salgan los pastos.

Virgencita del Vallejo,

por favor, te lo pedimos:

mándanos pronto el agua

y riéganos bien los trigos.

¡Oh, glorioso San Isidro!

por favor, te lo pedimos:

que si no nos mandas agua,

no nos mandes los granizos.

¡Oh, glorioso San Isidro!

venimos todos llorando;

que nos mandes pronto agua

para las viñas y campos.

CUARTA CANCIÓN

Virgen Santa del Vallejo,

tú, que eres nuestra patrona,

en nuestras necesidades

ampáranos, pues, Señora.

Ese Dios omnipotente

que en el cielo está sentado,

a esta Virgen del Vallejo

entregadla vos el mando.

Todas las nieblas del cielo

se caminan para allá;

Virgen Santa del Vallejo,

envíalas hacia acá

Santo Cristo del Miserere,

ten piedad de estos cristianos,

y en tus cánticos decimos

siempre seas alabado.

Todos pedimos el agua,

Virgen Santa del Rosario,

y también se lo pedimos

a las que hay donde el sagrario.

 

QUINTA CANCIÓN

Virgen Santa del Vallejo,

te lo pedimos llorando:

dadnos la lluvia, Señora,

que se nos secan los campos.

¿Qué pedís, gente cristiana,

cuando vais por las cañadas?

Agua pedimos, Señora,

que se secan las cebadas.

Virgen Santa del Vallejo,

agua, por favor, pedimos,

que nos mandes pronto el agua

para las viñas y trigos.

Cómo relumbra tu cara,

cómo relumbra tu manto;

si nos darías el agua,

también relumbrara el campo.

Virgen de las Alcubillas,

las dos, como compañeras,

dadnos el agua, Señoras,

para que nazca la hierba.

Virgen Santa del Rosario,

por favor, te lo pedimos:

haz que llueva enseguida,

que se nos secan los trigos.

A la Virgen del Vallejo

nunca la echaré en olvido;

siempre que he pedido agua,

ella me lo ha concedido.

Virgen Santa del Vallejo,

vuelvo otra vez a rogar;

como ha llovido esto poco,

también puede llover más.

San Isidro, San Isidro,

miles de gracias te damos;

que nos has mandado agua

y nos has regado los campos.

Todas contentas venimos

a dar gracias a estos santos,

que nos han mandado el agua

para las viñas y campos.

Virgen de las Alcubillas,

a ti no te echo en olvido;

que nos has mandado el agua

y nos has regado los trigos.

Virgen Santa del Vallejo

y también la del Rosario,

os damos todas las gracias

por haber regado los campos.

A los santos de esta iglesia

les pedimos de verdad

si en algo hemos ofendido,

bien nos pueden perdonar.

Virgen Santa del Vallejo,

las gracias venimos dando,

porque hemos pedido agua

y nos ha llovido algo.

Virgen Santa del Vallejo,

manda agua más abundante,

que está la tierra muy seca

y necesita el recalarse.

Virgen Santa del Vallejo

y también Nuestro Señor,

danos el agua, Señora,

danos el agua, por Dios.

Virgen de las Alcubillas,

te pedimos, por piedad,

a la Virgen del Rosario

y a todas en general.

Adiós, Divino Jesús,

adiós, Sagrada María,

adiós, Virgen del Rosario

y la de las Alcubillas.

Adiós, Divino Jesús,

adiós, Reina Celestial,

adiós decimos a todos

los que hay en el altar.

Adiós, Virgen del Vallejo,

adiós, cándida azucena,

adiós Virgen del Vallejo,

adiós relumbrante estrella.

 

 

 

 San Isidro (2004)

 

SEXTA CANCIÓN

¡Oh, glorioso San Isidro!

tú, que tienes el poder,

haz que llueva enseguida;

no nos hagas padecer.

¡Oh, glorioso San Isidro!

te pedimos, por favor,

que nos riegues bien los trigos,

que causan mucho dolor.

¡Oh, glorioso San Isidro!

te pedimos, por piedad,

si en algo hemos ofendido,

bien nos puedes perdonar.

Virgen Santa del Vallejo,

y también Nuestro Señor;

danos el agua, Señora,

danos el agua, por Dios.

Virgen Santa del Rosario,

a ti no te echo en olvido;

mándanos pronto el agua

y riéganos bien los trigos.

¡Oh, glorioso San Isidro!

te lo pedimos llorando:

que nos mandes pronto el agua

y nos riegues bien los campos.

¡Oh, glorioso San Isidro!

quién tuviera tu poder,

para subir a los cielos

y mandaría llover.

Virgen Santa del Vallejo,

te pedimos otra vez

que nos riegues bien los campos;

no nos hagas padecer.

Virgen Santa del Vallejo,

te pedimos, por piedad,

si en algo hemos ofendido,

bien nos puedes perdonar.

¡Oh, glorioso San Isidro!

te pedimos estos días

que nos mandaras la lluvia

para los trigos y viñas.

¡Oh, glorioso San Isidro!

ya se acaba la novena;

haz que llueva enseguida

y nos riegues bien las tierras.

Te hemos pedido el agua

todos estos nueve días;

oye tú nuestras plegarias

y haz que llueva enseguida.

¡Pobrecito labrador!

¡ay, qué mal lo está pasando!

pide agua a este santo

para que riegue los campos.

A esta iglesia hemos venido

todas las tardes rezando,

que nos mandaras el agua

para las viñas y campos.

Virgen Santa del Vallejo,

a ti también te lo pido:

que nos mandes pronto el agua

y nos riegues bien los trigos.

Virgen Santa del Vallejo,

te lo pedimos llorando.

haz que llueva enseguida

y nos riegues bien los campos.

SÉPTIMA CANCIÓN

Virgen Santa del Vallejo,

echa un vuelecito al mar;

recoge el agua con tu manto

y el campo puedes regar.

Virgen Santa del Vallejo,

tus poderosísimas manos

échennos la bendición

para tener buenos campos.

Virgen Santa del Vallejo,

manojo de hierbabuena,

danos agua, pues, Señora,

que se secan las avenas.

La corona de la Virgen

tiene una fuente reclara;

como tienes el poder,

por las tierras derramadla.

Virgen Santa del Vallejo,

tú, que eres nuestra patrona,

en nuestras necesidades

ampáranos, pues, Señora.

Aunque estás entristecida,

bien nos puedes remediar;

riéganos bien los campos,

que hay mucha necesidad.

 

OCTAVA CANCIÓN

Virgen Santa del Vallejo

y también la del Rosario,

os damos todas las gracias

por haber regado los campos

Arrodilladas todas estamos

a dar gracias a estos santos

que nos han mandado agua

y nos han regado los campos.

Virgen de las Alcubillas,

a ti no te echo en olvido;

que nos has mandado agua

y nos has regado los trigos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Atrás ] Principal ] Arriba ] Siguiente ]

las del Santísimo ] Miserere ] Lavatorio ] cantares de Pascua ] cantares boda01 ] canciones cuna ] canciones infantiles01 ] canciones infantiles02 ] canciones párvulos ] canciones escolares ] canciones juveniles ] canciones de baile ] canciones varias ] canciones religiosas ] villancicos ] canciones populares01 ] canciones de ronda01 ] canciones de ronda02 ] [ rogativas01 ] romances01 ] romances02 ] romances03 ] cantares Pilar ] cantan los fusiles ]